Seguimiento


            —Vaya, vaya, Pilar, parece que seguimos sin hacer dieta.

            —¿Qué, ayer la pizza estaba buena?

            —Un poco de deporte no te vendría nada mal.

            Al final, acabé por tirar la báscula al punto limpio más lejano que pude encontrar. ¡Qué pesada se ponía cada vez que mencionaba que quería bajar unos kilos!

Mónica Prádanos