Aritmética del corazón




            Sumaba una onza; luego otra. Se multiplicaban sus kilos a la vez que restaba, una a una, las penas.

            Pero cuando terminó todas las tabletas de la ciudad, siguió dividida en dos.

 Mónica Prádanos

2 comentarios:

  1. Si he entendido bien, esta/este personaje come para aliviar las penas, lo entiendo, pero la solución no es esa, es afrontar esa pena y superarla, es difícil pero si pones empeño se consigue, lo se por propia experiencia. ¿He entendido bien el texto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un mal de amores y está comiendo chocolate. Es un juego con lo de la suma, la resta, la multiplicación y la división. Por supuesto que comer no es la solución, de hecho es lo que plantea el relato, que incluso después de comer todas las tabletas de la ciudad (exageración), el mal de amores no se había ido. :) ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Toda opinión es bien recibida, siempre que se haga desde el respeto.