Primer encuentro con jóvenes escritores


     Hace una semana, estuve con un grupo de chicos y chicas de sexto de primaria que están escribiendo relatos en el colegio. Es la tercera vez que estoy ante un grupo de personas como escritora, pero la primera que lo hago con jóvenes. Estar delante de ellos como profesora es una cosa, como escritora es otra, aunque descubrí que fue una experiencia maravillosa que me encantaría volver a tener muchas, muchas veces.
     En esta ocasión, leí para ellos el relato "La maldición de Eslianer", de la antología "La bruma". (Escribiré dentro de poco una entrada presentando los relatos de esta antología fantástica, en el doble significado de la palabra). A continuación, me hicieron preguntas sobre las palabras que no entendían, sobre el texto y sobre el proceso de escritura. Algunas de ellas me parecieron especialmente interesantes, y he decidido exponer aquí algunas junto con las respuestas (algo más extensas de lo que fueron en el encuentro):
  • ¿Cuánto tardaste en escribir este relato?
     Es interesante esta pregunta porque en el proceso de escritura no solamente podemos contabilizar las horas, días o meses en que se teclea, sino que también es muy importante el tiempo que invertimos en dar forma a las ideas, en realizar las conexiones entre ellas; y también lo es el tiempo que dedicamos luego a corregir, a pulir lo escrito, introduciendo detalles que le dan profundidad y un mayor sentido (y eliminando fallos, claro).


  • ¿Quieres seguir escribiendo? 
  • ¿Cómo se te ocurrió ser escritora?
     Con la primera pregunta lo que sentí dentro de mí fue un "¡Oh, sí, sí, SÍ!". Pero no se me salieron los ojos de las órbitas ni nada por el estilo.
     En mi caso, yo escribía ya en primaria, justo como los chicos y chicas con los que estaba hablando. Sin embargo, tuve una época en que lo dejé, pero yo sentía que necesitaba sacar algo de dentro de mí. Probé dibujando y bailando, pero no me acababa de servir. Y hace unos tres años, retomé la escritura y ¡eureka! Así que ahora no puedo parar, mi cabeza está llena de historias, sueño con ellas despierta y dormida, a todas horas me asaltan, en ocasiones hasta la mayor nimiedad me da una sensación, una imagen, una escena, un tema para mis historias.
     Esto es adictivo :)


  • ¿Cómo te surgieron las ideas para escribir el relato?
  • ¿Te inspiraste en las ideas del Triángulo de las Bermudas?
     Las ideas me surgieron dejando salir ideas que me venían a la mente relacionadas con el mar y la bruma, pues eran los dos aspectos que debían aparecer en la historia. El mar siempre me ha fascinado y los piratas también, así que ahí tenemos una historia de piratas. Y la bruma la relacioné con algo que en apariencia no era dañino pero que en realidad era mortal. Lo uní a una maldición y ya tenía por dónde empezar a construir el relato.
     En realidad, no me basé conscientemente en la leyenda del Triángulo de las Bermudas pero, ¿quién sabe si no me influyó? Todo lo que conocemos es fuente de ideas y de inspiración. Por eso, cuanto más sabemos, mejores son nuestras ideas.

     Hubo más preguntas, pero estas me parecieron especialmente interesantes. Si tenéis preguntas, no dudéis en comentar, que yo intentaré responder lo mejor que me sea posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toda opinión es bien recibida, siempre que se haga desde el respeto.